Febrero 2021 – enero 2022

LA ARQUITECTURA COMO LÍMITE

INTRODUCCIÓN:

El desarrollo del Taller 1 (T1) comprende tres partes relacionadas: la definición de los contextos y los límites que motivan el desarrollo del proyecto, el diseño de la arquitectura como un elemento activo responsable en la redefinición de esos límites e itinerarios, y la configuración del espacio público que formaliza la ciudad como una condición asociada a ellos. Cada una es parcialmente autónoma, y dependiente del resto.

El T1 se inicia con el lema: identificar el proyecto como un mecanismo de oportunidad, (PMO) con un estudio preliminar asociado a un trabajo de investigación sobre dos proyectos u obras seleccionados por cada estudiante en el marco de las últimas bienales o trienales internacionales de arquitectura. Se elegirán los casos de estudio desde la exposición de cualquier condición de límite, y se analizará gráfica y bibliográficamente su capacidad constructiva y espacial en cada caso y proyecto.

En la segunda parte del T1: programas y estrategias, (PE) se debe seleccionar el ámbito de trabajo asociándolo con los programas y las estrategias de su posible desarrollo (PE). Los lugares estarán en áreas urbanas o periurbanas en las que se pueda establecer vínculos con el paisaje, alrededor de zonas verdes de cierta entidad, o en zonas de transición, en las que sea oportuna la redefinición del espacio público como una acción dinamizadora de interés para cada ámbito. En cualquiera de estas opciones, la relación con el paisaje debe ser considerada.

El trabajo tradicional de desarrollo del proyecto partiendo de las plantas se alternará con la exploración de la fachada, las secciones, y su volumetría. Se utilizarán los llenos y los vacíos en los planos verticales: las secciones, y los alzados interiores y exteriores, desde los que se proyectarán las plantas contemplando los requerimientos funcionales, completándolo con las secciones visuales y del movimiento. Se debe elegir un ámbito de trabajo preferentemente en el perímetro de grandes zonas verdes de ámbitos urbanos suficientemente consolidados para proponer los distintos programas, cuya superficie mínima orientativa será de 5000 m2

En la tercera y última parte del T1: redefinir el límite, (RL) se propondrán diversos modelos de sección transversal, tomando como eje un radio imaginario desde la selección de un centro de gravedad del ámbito, u otro justificado por su interés, interpretando y cualificando los componentes del plano, infraestructural, urbano, paisaje, y arquitectónico. Se deben proponer estrategias de rehabilitación, sustitución o transformación dentro de una franja “límite” de 300X300 metros cuadrados (máximo). En la primera fase se debe proyectar en ellos los sistemas, modelos, y mosaicos que incorporen los edificios y los sistemas proyectados añadiendo intensidad al espacio público. Se deberá incorporar en el proyecto el conjunto del ámbito, aunque con menos detalle el resto de los componentes asociados al área. En el desarrollo se debe tener en cuenta todo lo aprendido en las dos fases anteriores, transfiriendo y transformando las condiciones del hábitat desde el paisaje al medio urbano, más denso y complejo. Se podrá utilizar la vivienda colectiva como un mediador del límite entre el plano urbano y el paisaje. En la segunda parte de esta etapa, cada estudiante debe iniciar el desarrollo de su proyecto incorporando los programas seleccionados en el ámbito.

 

LUGAR Y PROGRAMA DE TRABAJO

Cada estudiante debe elegir su lugar de trabajo y el programa (esto forma parte del trabajo que se va a realizar -duración dos semanas- en el punto 2. WORKSHOP. (PE + RL) del T1) siguiendo las siguientes indicaciones:

Lugar:

Los ámbitos escogidos deben tener una extensión de trescientos por trescientos metros cuadrados (9 hectáreas de superficie máxima) y ciento cincuenta por ciento cincuenta metros cuadrados (2,25 hectáreas de superficie mínima), y estar situados en una zona de límite, o borde urbano. Esta condición incluye zonas de transición en el mosaico urbano o límites duros, como los que se producen con las infraestructuras o en las discontinuidades de la geografía urbana. Y también los perímetros periurbanos de grandes zonas verdes, como sucede con la Albufera en Valencia, o con el contorno de la Casa de Campo en Madrid. En todos los casos será imprescindible la presencia del paisaje – debe entenderse que la arquitectura que se proponga, con esta hipótesis, debe favorecer la relación entre los atributos del paisaje y la configuración de la ciudad, un ejemplo podría ser el anillo verde de Vitoria.

Será elegible cualquier ámbito que reúna las características descritas y que esté situado en una ciudad española comprendida entre los 688592 habitantes de Sevilla y los 253966 de Vitoria.

Programa:

Los programas que se propongan tendrán una superficie mínima de 5000 m2 construidos, siendo recomendable incrementar esta cifra con las amalgamas, las separaciones, las asociaciones, la hibridación, o la reunión de distintos usos entorno a espacios públicos que en su conjunto sumen una superficie total de 12000 m2. El límite mínimo no puede ser alterado, el máximo puede ser incrementado si se justifica por la estrategia del proyecto, o si se introduce vivienda colectiva como nexo, o tejido. En cualquier caso, las propuestas de los estudiantes serán analizadas y valoradas en la sesión crítica de conclusión del workshop, recogido en el punto 2, cuyo objetivo es definirlo.

 

Programa Completo [PDF]

 

Imagen: Vista de la planta de acceso del Museo Guggenheim. Rem Koolhaas y Samir Bantal. AMO. 2020

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *