Paisajes de la emergencia climática

Introducción
En el prólogo de “ The Uninhabitable Earth” , David Wallace-Wells 1 describe el modo en que la creencia común de que el cambio climático es un proceso lento es quizá tan pernicioso como el escepticismo con respecto al mismo.
Otros lugares comunes conforman un engaño reconfortante, como la que considera el calentamiento global una suerte de saga ártica que tiene lugar en un lugar remoto; que se trata estrictamente de un problema de nivel del mar y líneas costeras, y no una crisis global que no deja sin transformar todo lo que nos rodea; que es una crisis del mundo “natural”, no del mundo humano también, y que ambos son mundos separados y que un día podremos vivir fuera o en el peor de los casos protegidos de la naturaleza, y no irremediablemente dentro de ella, abrumados por ella; que el poder económico puede protegernos contra los efectos del calentamiento global; que el empleo continuado de combustibles fósiles es el precio que debemos pagar para garantizar el crecimiento; que dicho crecimiento, y la tecnología que produce, nos permitirán salir de la crisis
medioambiental mediante futuros avances ingenieriles; que ha habido procesos análogos en escala y alcance a esta amenaza en la larga historia de la humanidad que pueden darnos la confianza de que lograremos superarlo.
La realidad es bien diferente. La memoria de 2019 El reporte del Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) de 2019 establece que “Para que las trayectorias limiten el calentamiento global a 1,5 °C con sobrepaso nulo o reducido se necesitarían transiciones rápidas y de gran alcance en los sistemas energético, terrestre, urbano y de infraestructuras (incluido el transporte y los edificios), e industrial.” El 2 objetivo de limitar el aumento de las temperaturas a 1.5 °C surge de los acuerdos de París de 2015, que a su vez se apoyan en numerosos estudios que explican sobre las devastadoras consecuencias que podría tener un aumento por encima de esa cifra.

Planteamiento
El laboratorio de proyectos “Paisajes de la Emergencia Climática” que proponemos para este curso de Trabajo Fin de Máster abordará trabajará sobre este contexto desde múltiples puntos de vista. No tiene la ambición -como es evidente- de resolver ninguno de estos problemas, sino de trabajar, por modesta que sea cada contribución, en una dirección en que alumnos y profesores no ignoremos este contexto e incorporemos en consecuencia nuevas estrategias intelectuales y materiales. El rango y alcance de casuísticas y respuestas en el taller será tan amplio como las sensibilidades de cadauno de sus integrantes.
Propone llevar a cabo una reflexión colectiva que se focalizará en explorar las posibilidades y límites desde nuestro campo y desde una perspectiva transdisciplinar y ecosistémica en torno a la emergencia climática. También propone examinar críticamente de qué manera la arquitectura y el planeamiento espacial (actuales y pasados) están conectados con la situación actual de crisis y cómo puede posicionarse de maneras alternativas. Los proyectos propuestos podrán imaginar escenarios deseables que contribuyan a movilizar los imaginarios o incluso otros más distópicos que nos ayuden a vislumbrar condiciones extremas. Se trata de una exploración que encontrará concreción a través de la realización de escenarios (proyectos “ what if” ) que aborden cuestiones relacionadas con la crisis medioambiental desde diferentes escalas. Esta exploración implicará también la implementación de una serie de dispositivos de visualización que ayuden a la comprensión del escenario complejo que el reto climático supone, que contribuyan ayuden a desentramar eso que en palabras de Timothy Morton sería el hiperobjeto del cambio climático, es decir, un hecho conceptual de 3 escala tan grande y compleja que, como sucede con Internet, no puede ser nunca aprehendida en su totalidad ( a conceptual fact so large and complex that, like the Internet, it can never be properly comprehended). Bajo un protocolo inicial de laboratorio colaborativo, se desarrollará en colectivo, y como punto de partida evaluará la huella ecológica de la región de Madrid.

Estructura general de curso
La estructura de curso es sencilla, y se organiza en dos etapas fundamentales. La primera, más breve, de investigación y producción de una primera propuesta, y la segunda, exhaustiva, de desarrollo de proyecto.

En una primera fase de proyecto, investigaremos en el taller una serie de temas relacionados con la emergencia medioambiental. Dicha investigación permitirá adquirir una serie de contenidos, herramientas proyectuales y conceptuales que serán empleadas en el resto del proyecto de manera abierta. En esta fase tanto los profesores tutores como de invitados externos realizarán diversas conferencias introductorias.
A partir de la propuesta de una serie de emplazamientos que encarnan las problemáticas analizadas, y de un programa base común para el curso, cada alumno hará una propuesta de lugar y programa concretos.
Con esto, se dará inicio al desarrollo completo del proyecto. En esta fase, las tutorías individuales se complementarán con sesiones de taller colectivo.

Mhab. Aula E. Blanca Lleó 2020

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *