sistemas
proyecto

La multiplicación de los sujetos y la simplificación de los objetos

Vivimos entre identidades. Cada uno de nosotros. Las redes sociales han facilitado nominaciones diferentes de cada persona, las cuales se extienden también a sus negocios o profesiones, aficiones e incluso mascotas, multiplicadas por dos, tres o más en función del número de aplicaciones sociales de cada caso. La realidad de la pluriidentidad se hace difícilmente mensurable si pensamos en nuestras cuentas de usuario en las diferentes nubes, plataformas, direcciones de correo electrónico o servidores que utilizamos a diario o, aún más allá, en los diferentes perfiles de usuario que nos representan en infinidad de aplicaciones móviles, comercio electrónico, banca o educación por Internet. Somos una colección inagotable de personalidades. Hace tan solo cinco años Yuval Noah Harari parecía asombrarse de que «la gente (…) mantiene una cartera de varios relatos y diversas identidades, y pasa de uno a otro según sus necesidades» (Harari 2018: 21 lecciones para el siglo XXI). Hoy, la «cartera de identidades» es interminable y hemos adquirido una nueva destreza para que los pasos de una identidad a otra sean automáticos e incesantes. No hay duda de que nos hemos multiplicado. El sujeto ya no reside en la formalidad de la antigua identidad personal sino en una nebulosa permanentemente activa y creciente de múltiples sujetos identitarios.

Sin embargo, los objetos se han simplificado, tanto los bienes más simples como los más costosos. Parece que la creciente pluralidad de sujetos precisara alimentarse de una igualmente creciente atomización de los hechos transaccionados. Para asegurar sus viajes a través de las redes de millones de identidades, los nuevos objetos se han comportado como los nuevos mensajes, y se han hecho sencillos, fáciles y comprensibles; así ha sucedido con la
comida, los libros, las prendas de vestir… y los grandes proyectos de arquitectura.

Los grandes encargos, las propuestas ganadoras de concursos, los proyectos pequeños pero exitosos en su difusión pública, es decir, los diseños que podríamos denominar «implicados con los medios de producción» son sencillos y directos. Son mayoritarios los que apuestan por concentrarse en una sola imagen, una forma o una estrategia claramente transmitida. Sin embargo, tras esa aparente simplificación, los nuevos objetos son proyectos completos,
eficaces, complejos y multirreferenciados.

Las escuelas de arquitectura se nutren y forman parte de las corrientes sociales, y no pocos proyectos escolares consisten también en solo una forma o estrategia. Este curso se centrará en la investigación de la nueva identidad de los objetos y en la gestión de la sencillez (o no) de las propuestas de arquitectura. El objetivo del curso será que la producción de arquitectura no sea reductiva sino ilimitable, y que las proyectos, aún con su vocación de sencillez y direccionalidad, permitan una superposición activa de significados, soluciones, relaciones y sistemas. Para ello, incidirá en la ciudad como superposición de artefactos, recorridos, funciones, memorias, energías y deseos; y en la superposición de ideas como salvaguarda y método de conocimiento.

Ejercicio
En un área de la ciudad de Madrid, implicada con el desarrollo histórico de la ciudad y de sus conexiones, los alumnos desarrollarán un programa híbrido de viviendas y usos públicos, hiperconectado con la ciudad física y virtual.

El proyecto deberá estructurarse a través de doce «sistemas» que completarán los sucesivos acercamientos al proyecto. Cada sistema se resolverá mediante una documentación específica, que podrá ser virtual o sólida. La documentación a entregar y el alcance del proyecto será función del nivel de proyectos del alumno. Cada entrega del proyecto añadirá tres nuevos sistemas que se sumarán a los anteriores.

 

Curso 2023 – 2024

Curso 2022 – 2023

Curso 2021 – 2022

Curso 2020 – 2021

Curso 2019 – 2020

Curso 2018 – 2019

Curso 2017 – 2018

Curso 2016 – 2017

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *