Itinerarios 01. Cinco kilómetros por hora.

 

                                                                                        “Solo puedo meditar cuando estoy caminando. Cuando me detengo, cesa el pensamiento. Mi mente solo funciona con mis piernas” Jean-Jacques Rousseau. Confesiones.

 

Pensar con los pies.

La vinculación entre el paseo y el pensamiento suele remitirnos a la Escuela Aristotélica; sin embargo, no fue hasta el siglo XVIII cuando el acto de caminar comenzó a ser considerado una experiencia cultural. Desde entonces, esta complicada acción de equilibrio en movimiento que el ser humano tarda meses en aprender y automatizar ha sido descrita por multitud de pensadores como una mecánica perfecta para despertar y proyectar la mente.

Los paseos de aristócratas ilustrados dentro de los límites de los jardines naturalistas ingleses, las solitarias incursiones en la naturaleza salvaje de Thoreau, los recorridos metódicos de Richard Long por Gran Bretaña, las azarosas caminatas periurbanas del grupo Stalker, o las travesías digitalizadas de Jeremy Wood, entre otras muchas formas de caminar, han sido y siguen siendo fuente de inspiración, experiencia y producción artística.

Los seres humanos caminamos para explorar, vagar, peregrinar, para entretenernos o para participar en manifestaciones, protestas o revoluciones pacíficas. Y caminar ha sido en días recientes, después de meses de reclusión, una forma gozosa de liberación. Hemos descubierto una ciudad inesperada, de calles silenciosas, ocupadas por multitudes caminando por aceras y calzadas en una escena poderosa capaz de prefigurar otra ciudad posible.  

 

Dos pausas en el Camino.

El cuatrimestre de otoño se desarrollará en dos puntos extremos del Camino de Santiago. Ambos serán escenarios para la pausa, pero de diferente naturaleza y contenido. Los dos ejercicios del curso estarán dirigidos a examinar aspectos concretos del proyecto de arquitectura, como la métrica de los espacios que habitamos, los mecanismos de integración entre construcción y paisaje o la capacidad expresiva de materiales y formas.

El primero abordará un sencillo programa de alojamiento para peregrinos en un emplazamiento privilegiado. En una pradera situada en el borde sur de la villa de Roncesvalles, con vistas hacia un claro de bosque, deberá proyectarse un pequeño grupo de habitaciones que explorará modelos innovadores y sanitariamente seguros de albergue para una sola noche.

El segundo se desarrollará en un entorno natural, en un lugar simbólico atravesado por el Camino en la frontera misma entre El Bierzo y Galicia, a medio camino entre La laguna y O Cebreiro. Deberá proyectarse un espacio para el descanso y la meditación con un pequeño programa de servicios asociado. El ejercicio incluirá una intervención significativa en el espacio exterior, capaz de transformar un paisaje natural genérico en un hito memorable del Camino de Santiago.

 

Curso 2020-2021

Curso 2019-2020

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *