El Cliente
[trabajar con un cliente real]
El cliente es un desconocido con poder. Hay que informarse, trazar una estrategia, intuir, especificar, alejarse y luego dejarse mandar a lo largo de un proceso, cada vez más largo, donde él ha tomado el mando. Organiza completamente el proceso, definiendo los tiempos, los medios, los recursos, los fines, las localizaciones… es decir, los materiales con los que los arquitectos vamos a trabajar. Son gestores de arquitectura con objetivos muy claros y precisos, y debemos aprender a descifrarlos.

El Modelo
[trabajar en un solo documento complejo]
Los planos desaparecen. Las plantas y secciones que definían el orden del objeto eran documentos primarios, pero ahora son una consecuencia porque lo primario es el modelo, ¿quién establece entonces el orden? ¿Qué papel adquieren esos documentos? Hay que pensar qué sustituye a una planta o una sección cuando en el modelo todas las líneas tienen el mismo grosor. Los dibujos son ahora imágenes, instrucciones vacías de sintaxis. La gestión de la forma ya no la define el autor sino el productor. A través del modelo inventaremos un nuevo protocolo de instrucciones de arquitectura.

Ver PDF Completo

 

Curso 2018– 2019

Curso 2017 – 2018

Curso 2016 – 2017

Curso 2015 – 2016

Curso 2014 – 2015

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *