DESCARBONIZACIÓN / DECARBONIZATION:

 

Hoy más que nunca debemos ser conscientes de la multiescalaridad y politemporalidad con la que operan los ecosistemas urbanos y entender cómo estos trascienden la propia delimitación física de lo que denominamos “ciudad”. La ciudad también es los sistemas de producción energética que la sustentan, o los mecanismos logísticos que la abastecen y alimentan. El evento de la ciudad sería imposible sin estos paisajes operativos que externalizamos de forma recurrente como algo “afuera” de lo urbano. Hoy la ciudad es, para bien o para mal, un acontecimiento de dimensión y alcance planetario, y por ello nuestro rol como arquitectos/as debe ir más allá del diseño del trazado de las calles o los edificios, para incorporar también el diseño de los flujos (energéticos, materiales o económicos) de los que la arquitectura participa y, en el contexto de la crisis climática, proponer modelos alternativos que, a diferencia de las dinámicas vigentes, no resulten patológicas para los adecuados metabolismos del planeta.

 

El curso propone reclamar el diseño de los espacios infraestructurales de los que la ciudad depende, haciendo especial hincapié en las denominadas ‘infraestructuras del carbono’. Aquellas que de forma directa o indirecta han participado en la conformación de unos ciclos del carbono que hoy se nos revelan patológicos: refinerías de petróleo, zonas de extracción y procesado de combustibles fósiles, centrales eléctricas impulsadas por la quema de carbón, plantas de tratamiento de residuos, industrias cárnicas productoras de metano, o infraestructuras comerciales deudoras de sistemas de movilidad insostenibles.

 

La inminente y necesaria decarbonización del entorno construido demanda forzosamente el reensamblaje de muchos de estos espacios infraestructurales que, durante los años venideros, quedaran prematuramente obsoletos. Un compromiso ecológico con la ciudad implica la reutilización de estas futuras ruinas del antropoceno como preexistencias heredadas sobre las que debemos trabajar, dotándolas de nuevas funciones sin que por ello tengamos que partir constantemente de tabulas rasas. Vamos a reflexionar sobre qué nuevos usos y programáticas podrían emerger en estos espacios, entendiendo que más allá de actuar como nueva infraestructura social (espacios residenciales, comerciales, o productivos) éstas puedan a su vez hibridarse con otras de carácter infraestructural diametralmente opuestas a aquellas de las que en su día participaron.

 

Imagen de Portada: https://feralatlas.supdigital.org Stanford University Press. ISBN 9781503615045 | DOI 10.21627/2020fa | OCLC 1199012220.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *