Es conocida la influencia del paisaje finlandés en el diseño y la arquitectura de Alvar Aalto. La geometría de sus
propuestas goza de una libertad que parece nacer de un lugar sin restricciones. Sin embargo, igual que en la naturaleza hay condiciones que determinan la forma del perímetro de un lago o la densidad del arbolado en el
bosque, las formas aaltianas responden a parámetros que, aunque no fáciles de racionalizar pues el maestro – en
su sensibilidad creadora- actúa desde dentro de la propia naturaleza como formando parte de ella, determinan con
precisión el desarrollo de una línea o de una superficie curva; fijan con exactitud la relación quebrada de un conjunto de líneas que delimitan un espacio en el paisaje. Tras esa precisión se encuentra una sabiduría constructiva que diferencia de modo natural entre dar forma a una vasija de vidrio, construir una superficie de madera o levantar un volumen de ladrillo. Revisitar la obra de Alvar Aalto, o hacerlo por primera vez -como seguramente es el caso de los alumnos de este cuatrimestre-, es una fuente inagotable de aprendizaje. Por eso trabajaremos a partir de la obra de Aalto. De sus dibujos. O, para ser más exactos, de fragmentos de la misma. Fragmentos de sus plantas, de sus secciones, de sus alzados. Siendo los croquis de Aalto auténticas obras de arte, nos separaremos de ellos para fijarnos en las concreciones geométricas a que esos croquis han dado lugar. Fragmentos de dibujos a línea, geométricos y mensurables, que representan los planos de sus arquitecturas, muebles u objetos. Trataremos de establecer vínculos entre arquitectura y paisaje a partir de acciones sencillas con los fragmentos elegidos: Estudiar / Entender / Olvidar / Intuir / Imaginar /Redefinir / Desescalar / Aumentar / Disminuir / Extruir / Distorsionar / Invertir / Girar / Trasponer / Repetir / Superponer / Seriar / Agrupar / Abstraer / Re-significar. Gracias a estas acciones sobre los fragmentos llegaremos a propuestas de posibles
arquitecturas que nunca hubiéramos llegado a imaginar de otra manera.
El curso consistirá en dos ejercicios. El primero trabajará desde la intuición: a partir de la elección de uno o varios
fragmentos se buscarán estrategias de agrupación de un número libre de elementos que producirán una planta y una sección en el entorno boscoso próximo de la casa de Aalto en Muuratsalo. Sin programa. Sin escala. Sin predeterminaciones. El objetivo será proyectar una (inter) acción entre arquitectura y paisaje. Sin más. Entender que el proyecto se puede empezar desde cualquier sitio y que la hoja en blanco no siempre es la mejor opción. La técnica será la del recorte y el collage. El segundo trabajo partirá del análisis del trabajo anterior para, desde una interpretación espacial de los dibujos iniciales –mediante maquetas– convertirlos en una arquitectura a la que
asignaremos dimensiones concretas, materialidad, programa…

Curso 2023-2024

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *