REHABITAR

NUEVAS FORMAS DE VIVIR Y TRABAJAR

La actual crisis sanitaria nos ha obligado a adaptarnos de manera veloz e inesperada al trabajo y a la formación en remoto, una práctica relativamente minoritaria en España antes de la pandemia. Parece claro que, el teletrabajo, puede facilitar unas condiciones laborales más flexibles, lo cual ofrece la oportunidad de conciliar mejor la vida laboral con la vida familiar o la posibilidad de vivir en áreas más alejadas de las grandes ciudades. Estas nuevas condiciones, posibles por una tecnología ya disponible, nos ofrecen una mejor calidad de vida y unas ciudades menos congestionadas y más limpias. La vivienda, siempre colectiva, requiere ser transformada y disponer de más espacio interior, espacios flexibles y ofrecer un contacto más intenso con el exterior y la naturaleza. La amortiguación de las distancias puede permitir una mayor dispersión por el territorio y provocar una vuelta al campo. Proponemos Rehabitar estructuras abandonados como una forma menos agresiva de urbanización. ¿Cómo deben ser los organismos habitables que incorporen los nuevos requerimientos? ¿Qué características debe cumplir los espacios que alberguen las nuevas funciones? ¿Cómo se relacionan las distintas zonas de un hábitat flexible? ¿Pueden ser espacios compartidos? ¿Podríamos repensar un espacio de vida y trabajo colectivo? ¿Tiene sentido seguir viviendo es lugares con precios exorbitados disponiendo, relativamente cerca, de pequeños pueblos desde los que se puede llevar una vida más saludable y sostenible? 

 

Curso 2021 – 2022

Curso 2020 – 2021

Curso 2019 – 2020

Curso 2018 – 2019

Curso 2017 – 2018

Curso 2016 – 2017

Curso 2015 – 2016

Curso 2014 – 2015

Curso 2013 – 2014

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *