El McCormick Tribune Campus Center, edificio de Rem Koolhaas en el campus del IIT (Chicago) diseñado por Mies van der Rohe, constituye un interesante ejemplo del potencial de transmisión intelectual que su autor otorga a la arquitectura. Las bases del concurso de 1997 que dio lugar al encargo, completado en
2003, demandaban «prolongar los valores de Mies para hacerlos relevantes en el siglo próximo» en un edificio que «expresará la arquitectura de nuestro tiempo». Koolhaas ofrece en respuesta un edificio y dos textos complementarios, Miestakes y Junkspace. Ambos acusan el cambio epistémico que registran las décadas transcurridas desde el trabajo de Mies en el IIT, bajo la presión del omnipresente mercado globalizado.
Sobre este campo de reflexión se asienta la heterodoxa construcción del McCormick, un extraño palimpsesto que bajo una apariencia colorista e intrascendente sugiere una estimulante complejidad conceptual: en su Letter of interest para el concurso, Koolhaas ofrece «un programa excepcional que inevitablemente jugará un papel polémico e ideológico».
La cercanía física al Crown Hall ‐según Mies, «la estructura más clara que hemos concebido, la que mejor expresa nuestra filosofía”‐ fomenta un enfoque analítico dialéctico entre ambos edificios, muy centrado en la materialidad de las obras construidas y de su relación con el entorno urbano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *