El proyecto de investigación aborda el afecto y la disidencia como ingredientes arquitectónicos cuya combinación redefine la ciudad contemporánea. El espacio afectivodisidente, adquiere un carácter unitario y definible a partir de un conjunto de espacialidades y comportamientos performáticos de base social. Sus parámetros generativos se definen por la producción de códigos, redes y herramientas propias que llevan, desde finales de los 60, a los cuerpos rebeldes a reinventar lo «normal» por distintas acciones políticas de base espacial. Reutilizaciones simbólicas, transformaciones de la vida cotidiana, ocupaciones y la implosión de barreras de género redefinen la complejidad de lo urbano desde lo contra-público.
A partir de la cartografía de distintos escenarios históricos y fundacionales para el entendimiento del espacio contemporáneo, se entrecruzan la performance política en el París de 1968; la social productiva en el Lower East Side de Manhattan; y la cultural en la revolución LGBTQ de San Francisco, revelando a través de archivo gráfico-histórico cómo las prácticas afectivodisidentes transforman la ciudad y sus condiciones espaciales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *