El prestigio del Mediterráneo

Frente a las arquitecturas especulativas, que son tan necesarias, y frente a las herramientas digitales, a lo protocolizado; hemos pensado en reflexionar sobre el placer de la vida pausada en el mediterráneo. Claro que es
posible que esa arquitectura sea también especulativa y digital, es posible pero parece que a estudiantes que acaban de acceder a la disciplina es razonable empezar por inocularles el conocimiento de una arquitectura placentera, atenta al clima y a la vida cotidiana.
Esa es la inoculación del placer que cupido produce levemente en el pecho de su madre, Venus en el cuadro de
Aniballe Carracci.
Y ese pinchazo, mínimo y preciso, lo produciremos trabajando entre el sol y el viento dulce del mediterráneo.
Hablaremos del placer derramado en los espacios intermedios. Hablaremos de la influencia del clima y del
contacto de los materiales.
Y hablaremos de todo ello no en las viviendas para burgueses ricos sino en la vivienda colectiva que debe
convertirse no solamente en un espacio de reposo entre el trabajo cotidiano, sino en una fuente de placer.
Hablar de vivienda colectiva es hablar de comunidad y de diálogo, de conversación y de acuerdo. Reflexionar sobre la convivencia entre distintos. Esta arquitectura siempre debió ser mestiza.

 

Curso 2023 – 2024

Curso 2022 – 2023

Curso 2021 – 2022

Curso 2020 – 2021

Curso 2019 – 2020

Curso 2018 – 2019

Curso 2017 – 2018

Curso 2016 – 2017

  • Cuatrimestre de Otoño

Curso 2015 – 2016

Curso 2014 – 2015

Curso 2013 – 2014

Curso 2012-2013

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *